633 53 41 01

info@viapericial.com

info@viapericial.com

LinkedIn

Instagram

En el complejo mundo de las transacciones inmobiliarias y los procedimientos legales, la figura del perito tasador inmobiliario se destaca como un pilar fundamental. Estos profesionales, con un profundo conocimiento técnico y jurídico, son indispensables para realizar valoraciones inmobiliarias que no solo cumplen con estándares de calidad altos sino que también son reconocidas judicialmente.

El Perito Judicial Inmobiliario: Más Que Un Tasador

El perito judicial inmobiliario es un técnico titulado que, a diferencia de los tasadores comunes, combina conocimientos jurídicos y técnicos para elaborar informes periciales. Estos informes son críticos en situaciones como disputas por herencias, divisiones de bienes en divorcios, o cualquier procedimiento legal que requiera una valoración precisa del valor de una propiedad.

Estos especialistas se distinguen no solo por su capacidad de tasar sino también por su habilidad para sustentar sus valoraciones en sala, en caso de ser necesario. La validación de sus informes ante los juzgados es una habilidad que marca una diferencia crucial frente a otros tipos de tasaciones.

La Tasación Judicial: Un Proceso Clave en la Resolución de Disputas

La tasación judicial, que debe ser realizada conforme a la Ley de Enjuiciamiento Civil, es un informe pericial que establece el valor real de un inmueble. Este tipo de tasación es esencial en casos judiciales relacionados con la distribución de activos, ya sea por herencias o disoluciones de sociedad.

Una diferencia notable entre el perito judicial inmobiliario y un perito tasador es su implicación legal. Mientras que el tasador puede enfocarse en el valor de mercado de la propiedad para fines comerciales o hipotecarios, el perito judicial se concentra en valores para fines legales, garantizando que la valoración sea aceptada en tribunales.

¿Cómo Se Realiza Una Tasación Judicial?

El proceso comienza con una meticulosa revisión de documentos y una inspección física de la propiedad. El perito analiza comparables en el mercado pero siempre bajo el prisma de criterios judiciales que puedan afectar la valoración, como litigios pendientes o especificaciones legales particulares del inmueble.

El informe resultante no sólo establece un valor sino que también justifica detalladamente cómo se llegó a esa cifra, considerando todos los aspectos técnicos y legales pertinentes. Este nivel de detalle es crucial para que el informe tenga la robustez necesaria para ser defendido en procesos judiciales.

Consideraciones Financieras: ¿Cuánto Cobra un Perito Judicial Inmobiliario?

Aunque los costes pueden variar, es importante reconocer que las tarifas de estos profesionales reflejan su especialización y la complejidad de los casos que manejan. Invertir en una tasación judicial adecuada puede significar ahorros significativos al evitar futuras disputas legales o al ajustar adecuadamente las expectativas financieras de las partes involucradas en una negociación. Dicho precio, dependiendo de determinadas características del inmueble a valorar, puede oscilar entre los 350 y los 600 euros.

Conclusión

El perito tasador inmobiliario juega un rol crucial en el panorama legal e inmobiliario. Su trabajo no solo facilita la resolución de complejas disputas judiciales sino que también asegura que todas las partes tengan una comprensión clara y justa del valor de las propiedades involucradas. Elegir correctamente a un perito no solo es una cuestión de capacidad técnica, sino también de experiencia legal y de cumplimiento de los estándares judiciales.

Call Now Button