633 53 41 01

info@viapericial.com

info@viapericial.com

LinkedIn

Instagram

Los daños y perjuicios por humedades y filtraciones de agua son uno de los principales problemas que se suelen presentar en las viviendas. En muchos casos se suele dar cuando llueve, especialmente si el techo del edificio corresponde con un tejado o con una terraza que no se encuentran en buenas condiciones o que necesitan reparaciones o reformas. 

También se pueden dar por la existencia de grietas en las paredes exteriores o por la falta de revestimiento, así como debido a alguna fuga de agua en las cañerías, en las tuberías o en las canalizaciones. Del mismo modo, las inundaciones pueden dar, como resultado, filtraciones de agua o humedades que pueden causar daños estéticos, estructurales y, por supuesto, problemas de salud. 

Ahora bien, si has sufrido daños y perjuicios por filtraciones de agua en tu vivienda seguramente te preguntarás cómo puedes reclamar para cubrir las pérdidas. También es posible que quieras saber en cada caso quién es el responsable para tener claro a quién puedes reclamarlos. 

Por este motivo, en este artículo te vamos a mostrar cómo reclamar daños y perjuicios por humedades y todo lo que necesitas saber. Sigue leyendo si quieres obtener más información sobre este tema y por qué, en estos casos, es necesario recurrir al peritaje de humedades

Causas más comunes de las filtraciones de agua 

Las filtraciones de agua y humedades suelen producirse debido al deterioro o la falta de impermeabilización de la cubierta —tejado o terraza— de una casa o edificio de viviendas. Sin embargo, como hemos comentado en la introducción, también se puede dar en las paredes por causas similares y tienen como consecuencia una alta humedad ambiental en el interior de las estancias, así como el deterioro del mobiliario y de los electrodomésticos que se encuentran en el interior del hogar. 

Cuando el agua de la lluvia va filtrándose, también deteriora progresivamente el techo y los muros e incluso puede afectar a la estructura del edificio. Ahora bien, para que esto se dé, deben existir algunas causas. Entre ellas, podemos nombrar la falta de impermeabilización de las cubiertas, que genera un aislamiento ineficaz, así como la existencia de grietas en los techos y en las paredes. Sin embargo, también se pueden dar debido a una falta de drenaje en el terreno, así como la rotura de bajantes o tuberías que se encuentran en el interior de las paredes. 

¿Qué daños puede provocar una filtración de agua? 

Existen muchos tipos de daños y perjuicios por filtraciones de agua que se pueden dar en el interior de las viviendas e incluso en oficinas. Normalmente, el primer síntoma de que existe un problema es la aparición de manchas de humedad de color amarillento o amarronado en paredes, techos y suelos. Aunque, en un principio, estas pueden ser pequeñas, lo cierto es que, con el paso del tiempo, pueden ir haciéndose más grandes e incluso puede llegar a gotear agua.

También pueden aparecer manchas de hongos y moho, ya que, la humedad constante suele crear el entorno propicio para su desarrollo. Suelen aparecer en forma de manchas de color verde, negro o blanco en aquellas superficies afectadas por las filtraciones de agua y humedad. 

Si el problema persiste, es posible que la pintura o el revestimiento de la pared interior o del techo empiece a hincharse, agrietarse y desprenderse debido al exceso de humedad, que debilita la adherencia de estos materiales. Además, el agua puede ir dañando lentamente los materiales constructivos de los muros, como el hormigón o el yeso, que pueden hacer que estos se debiliten y pierdan su soporte produciendo daños estructurales por humedades.

Del mismo modo, cuando se producen daños y perjuicios por filtraciones de agua, los muebles y los bienes materiales que tenemos en el interior del edificio se pueden estropear. Hablamos de electrodomésticos, televisores, sofás, colchones, armarios, etc. 

Por este motivo, también se pueden producir cortocircuitos y daños en la instalación eléctrica, que pueden derivar en otros problemas. En última instancia, las humedades pueden dañar los cimientos y la estructura del edificio, lo que puede traducirse en riesgo de derrumbe. 

¿Cómo reclamar daños y perjuicios por humedades?

Si quieres reclamar daños y perjuicios por humedades, debes saber que, Según el artículo 1910 del Código Civil, la responsabilidad de los desperfectos derivados de un problema de filtración puede recaer en diferentes personas o grupos de personas dependiendo de la propiedad y de la causa. 

Si la fuga tiene origen en la propiedad de un vecino

En el caso de que se haya producido una rotura de una tubería o se haya olvidado cerrar un grifo, la responsabilidad recae sobre el propietario del inmueble en que se haya provocado la fuga. Por ello, esta persona se considera la causante y debe afrontar el coste económico de las reparaciones si se demuestra que el origen del problema se ha producido en su vivienda. 

Si tiene que ver con los vicios ocultos del edificio

Sin embargo, si se demuestra que el problema está relacionado con los vicios ocultos de la construcción la responsabilidad recae en el promotor, en el constructor y en el arquitecto que ha levantado dicho edificio. Ahora bien, existe un periodo de tiempo máximo para poder reclamar y debe quedar demostrado que el siniestro se debe al uso de materiales de mala calidad o una mala ejecución de la obra. 

Si se produce en una zona común

Ahora bien, si el problema se produce en el tejado, en la terraza o en las paredes debido a un periodo de lluvias intensas, el origen se encuentra en una zona común y la responsabilidad recae sobre la comunidad de propietarios del edificio, tal como se establece en la Ley de Propiedad Horizontal. 

Si se demuestra que el siniestro ha ocurrido por una falta de mantenimiento de las cubiertas o por no haber cubierto las paredes exteriores con el revestimiento exterior adecuado, es la propia comunidad de propietarios la responsable de los daños y debe afrontar la reparación de los mismos. En definitiva, estos son algunos de los casos en que puedes reclamar daños y perjuicios por filtraciones de agua y humedades acudiendo a unos peritos especializados en este tipo de problemas. 

¿Qué hacer para reclamar daños y perjuicios por humedades?

Para determinar la responsabilidad, en cada uno de los casos, es necesario contar con un informe pericial, que puedes obtener gracias a nuestros peritos arquitectos. De esta forma, podrás reclamar a la persona responsable. Para ello, debes notificar los daños y perjuicios a la persona o personalidad sobre la cual cae la responsabilidad, ya sea un vecino, un constructor, el arquitecto o la propia comunidad de vecinos. Estas pueden aceptar la reclamación y pagar las reparaciones por la vía amistosa sin necesidad de ir a juicio.

Sin embargo, en muchas ocasiones las personas responsables se niegan a colaborar y eluden sus responsabilidades. En este caso, debes recurrir a la vía judicial interponiendo la demanda correspondiente en el juzgado. Por supuesto, la reclamación debe incluir los daños causados y los perjuicios ocasionados por estas filtraciones. Por este motivo, siempre es importante contar con un seguro de hogar, así como un seguro comunitario, además de contar con un informe pericial en el que se especifiquen con detalle todos los daños y las responsabilidades.

Call Now Button