La patronal de centros deportivos prepara una demanda millonaria

Los representantes de la Federación Nacional de Empresarios de Instalaciones Deportivas (FNEID) son los próximos que se disponen a demandar al Gobierno y las Autonomías a la Audiencia Nacional, los cuales están preparando una demanda millonaria, puesto que el sector calcula la indemnización en función de las pérdidas sufridas en 2020 desde que se impuso el 14 de marzo el Estado de Alarma.

Se ha estimado una merma en la facturación de hasta el 53% en comparación con el ejercicio de 2019, cuantificando las pérdidas en torno a 1.000 millones de euros, cifra que deberá ser

Los próximos que llevarán su demanda a la Audiencia Nacional serán los representantes de la Federación Nacional de Empresarios de Instalaciones Deportivas (FNEID). A través de la Federación Nacional de Empresarios de Instalaciones Deportivas (FNEID) prepara una demanda millonaria contra el Gobierno y las comunidades autónomas. El sector calcula la indemnización en función de las pérdidas que han registrado desde que se aprobó el primer estado de alarma, que la patronal cifra en un 53% con respecto a la facturación de 2019, lo que aseguran supone pérdidas cercanas a los 1.000 millones de euros. Esa es la cantidad que, si la pericial lo constata, exigirán como compensación.

El frente judicial no frena a la FNEID para seguir reivindicando ante el Gobierno la implantación de medidas que den aire a sus negocios. Ayer mismo, reclamaron al Gobierno una rebaja del IVA para sus actividades hasta el 10% frente al 21 actual, ya que las consideran “un sector esencial que presta un servicio de salud a la sociedad”.

Los gimnasios y las instalaciones deportivas también lamentan no estar entre los sectores que van a recibir ayudas directas de la administración. “En dos meses, el 44% de las instalaciones deportivas del país corre el riesgo de desaparecer, porque la situación es ya insostenible después de tantos meses”, advierte.

La Federación agrupa a más de 650 gimnasios y centros fitness de todo el país, pero estudia abrir esta demanda colectiva a todo el sector para que puedan adherirse quienes no estén en la patronal, de forma que el sector gane fuerza en este pulso a las administraciones.

La ley marca el plazo de un año para poder reclamar una indemnización por pérdidas desde que el afectado puede cuantificarlas. No hay unanimidad entre los letrados consultados sobre cuándo se podría considerar que los afectados por la pandemia de Covid 19 han podido empezar a calcular los daños.

Abrir chat
¿En qué le podemos ayudar?
Bienvenido a Vía Pericial, gracias por contactar con nosotros.

¿En qué le podemos ayudar?